lunes, 20 de agosto de 2007

SOBREPOBLACION CANINA/FELINA EN MEXICO Y EL MUNDO


Uno de los principales problemas de las grandes urbes, es la sobrepoblación canina y felina. Son tristes las escenas diarias donde se observa a perros famélicos hurgando en la basura, decenas de perros o gatos atropellados en un tramo menor a 30 km en el periférico de la ciudad, o animalitos en los aparadores de las tiendas infestados de parásitos esperando una muerte certera. Aquellos que no consiguen un hogar, tienen pasarán el resto de sus vidas en una jaula, con la esperanza de salir de ahí algún dia. Además, desde un punto de vista frío, la sobrepoblación canina/felina trae problemas de salud importantes como la proliferación de heces fecales (que dia a dia respiramos), propagación de parásitos (que a su vez pueden transmitir enfermedades mortales a los seres humanos) y el riesgo de un ataque canino/felino que puede ser o no de un animal infectado con rabia.

Según las estadisticas, mensualmente se arrojan a los basureros al aire libre, entre 12,000 y 15,000 cuerpos de perros sacrificados por el personal antirrábico del gobierno capitalino. Datos de la Secretaría de Salud del D.F., revelan que en la capital del pais existen más de un millón 383 mil perros, de los cuales 90 por ciento se encuentran en una etapa de reproducción constante, lo cual implica el nacimiento de alrededor de 128 mil perros cada año en la ciudad de México. Supongamos que existiera una única pareja de perros o gatos en nuestra ciudad. Si ésta y su descendencia sobreviven durante toda su edad reproductiva ¡tendríamos como resultado la produccion de 67,000 perros en 6 años y 420,000 gatos en 7 años!
De acuerdo con cifras de la Facultad de Medicina, Veterinaria y Zootecnia se estima que en el DF y zona metropolitana existen cerca de tres millones de perros, es decir, uno por cada siete habitantes. Esto nos hace pensar que cada familia mexicana (con un promedio de cinco integrantes) debería tener al menos un perro esterilizado para reducir la vagancia de los animales. Desgraciadamente, no todas las familias de nuestro país cuentan con los recursos para mantener un animal bajo su techo, y muchos menos cuentan con la eduación para darle una vida digna. De hecho, una gran parte de los animales que son cruelmente abandonados en las calles, provienen de familias de escasos recursos que prefirieron dejar a su suerte al animal que quitarse el poco pan que pueden llevarse a la boca. Por todo lo anteriormente planteado, exclamo ¡nos urge una cultura de esterilización!. A lo largo de los últimos treinta años, el asesinato masivo de los animales callejeros ha demostrado no ser el camino adecuado para reducir la sobrepoblación animal. Además que los métodos utilizados en los antirrábicos, dada la cantidad de animales que se deben sacrificar diariamente, no es la mejor para evitar el sufrimiento del animal, aunque el personal de estas organizaciones opine lo contrario. Recordemos que desde los 70 y hasta principios de los 90, se utilizaban alimentos envenenados para deshacerse de los animales callejeros. La muerte es lenta y dolorosa, acompañada de convulsiones y parálisis respiratoria; una muerte terrible y nunca merecida, como lo es el morir atropellados o de un shock parasitario.

A lo largo de un año, las organizaciones dedicadas al cuidado y rescate de animales desamparados, puede esterilizar a más de 7,500 animales. Sin embargo, para ello requieren de recursos que cada vez se hacen más escasos. Los asilos para animales están en su mayoría sobresaturados y no cuentan más que con el apoyo económico de unos cuantos que son consientes de que el planeta está conformado por todos los seres vivos y juntos establecemos un equilibrio que nos permite subsistir. Sin embargo, no podemos dejarle la tarea a las escasas organizaciones de proteccion animal o inclusive al gobierno de una entidad. La esterilización de los animales debe iniciarse en nuestra casa. La mayoría de las personas prefiere adquirir cachorros, pues llaman la atención de los niños y son muy tiernos hasta cierta edad (aunque también excesivamente juguetones y hasta destructivos). Es nuestra responsabilidad esterilizar a nuestros animales antes que les llegue su primer celo; así evitamos que se generen más animales que en su mayoría terminarán en las calles. Existen muchos mitos alrededor de la esterilización, lo cual demuestra el grado de ignorancia e inconsciencia generalizada en las personas que dicen querer a los animales. A continuación, una serie de pretextos que pone la gente para no esterilizar a sus animales:

1. Si lo esterilizo, no voy a dejar que cumpla su ciclo vital.
Las mascotas tienen una sexualidad dictada por las hormonas, no existe una relación conciente con la reproducción como parte necesaria de un bienestar emocional. La reproducción es un instinto de supervivencia de la especie, pero sólo es válido cuando existe peligro de extinción; cuando el problema es la sobrepoblación de una misma especie, se debe cortar de tajo su multiplicación.
2. Quiero tener un hijo de mi querida mascota para que sea igualito a él.
En primera, debemos considerar que cuando decidimos reproducir a un perro o a un gato tenemos que pensar que no solamente nacerán 1 o 2 cachorros. Nacerán en muchas ocasiones más de 6 o 7 en hasta 12 o más, y debemos de pensar que estos animales merecen una casa en la que tengan seguridad, cuidados, cariño y lo más importante de todo, permanencia. Ya que de cada 10 cachorros de raza, únicamente al año de vida 2 permanecerán en su casa original. Esto resulta en el abandono de los otros 8 cachorros los cuales terminarán su vida en la calle, en refugios o bien en un antirrábico. Además, cada animal tiene su temperamento diferente. Nada nos garantiza que la descendencia de nuestra mascota será exactamente igual a ella; ni siquiera la clonación podría hacerlo. Por lo tanto, cuando nuestra mascota muera o esté a punto de cumplirse su ciclo de vida, es mejor adoptar una nueva mascota de esas que esperan ansiosamente conseguir un hogar en los asilos que quitarle la oportunidad a cinco o seis trayendo al mundo otros cachorritos nuevos.
3. Yo les buscaré buenas casas a todos los cachorros
La mayoría de las personas que cruzan a sus perras o gatas tienen buenas intenciones para los cachorros y las expectativas de venderlos o de acomodarlos son muy buenas, desafortunadamente es muy difícil poder colocar bien a los cachorros y casi nunca suele ser esto un buen negocio. Generalmente los dueños de la perra o gata terminan por tener a los cachorros mucho tiempo elevando los gastos del cuidado de estos y terminan por regalarlos a cualquier persona dispuesta a llevárselos, desafortunadamente esto resulta en dueños poco comprometidos con sus mascotas las cuales perderán su hogar una vez que crezcan y causen cualquier molestia o bien pase la emoción de tener al cachorro. Las esadisticas indican que los animales adquiridos compulsivamente sólo serán atendidos un máximo de dos años y después terminarán en las calles. Recuerda que la mayoría de la gente quiere al animal para complacer los caprichos del 'escuincle' de la casa. Los niños mexicanos no han sido educados para tener respeto por la vida ni responsabilidad por un nuevo miembro de la familia, así que cuando crecen o el niño ya se aburrió de ellos o los papás están hartos del animal, lo abandonarán en las calles y en el 'mejor' de los casos, irán a 'dormirlo', si es que están dispuestos a pagar los gastos de la inyección y el entierro o cremación.
4. Para que mis hijos tengan la oportunidad de ver como nacen los cachorros.
Debemos pensar en los puntos anteriormente mencionados qué haremos con los cachorros. Además es muy poco probable que la perra o gata preñada vaya a hacer el show cuando estén presentes los niños: las madres generalmente buscan esconderse para tener tranquilidad durante el parto.
5. Mi mascota es de gran calidad y creo que vale la pena cruzarlo
La mascota debe de tener las características físicas y temperamentales deseables o ideales para su raza, además de haberle realizado pruebas para descartar enfermedades genéticas y hereditarias las cuales deberán ser dictadas por la raza de la que se trate este. Si se quieren los perros para venderlos a un 'buen precio', se está comerciando con una vida. ¿Qué piensas tú de la prostitución infantil o del comercio de niños?, pues es exactamente lo mismo, sólo que a los seres humanos las leyes los protegen ampliamente, y en el caso de los animales, éstas son muy ambiguas o inexistentes. Si los quieres para concurso, pues tendrías que cubrir mil y un requisitos, que si el padre no los cumple, los hijos mucho menos. Mexico es uno de los países más estrictos en cuanto al control de pureza en las razas de los animales, aunque no lo sea así en el control de la reproducción en las calles.
6. Si no dejo que mi perra/gata tenga al menos una camada, le va a dar cáncer. ¡Totalmente falso! Por el contrario, la esterilización en las hembras disminuye la presentación de cáncer de glándula mamaria de un 25% en el caso de perras no esterilizadas después del cuarto celo, a un 0.05% en el caso de perras esterilizadas antes del primer celo. Esterilizar disminuye las probabilidades de desarrollar esta enfermedad en su mascota y eso puede salvarle la vida a tu perra o gata. Además, previene la presentación de Piometra o infección uterina ya que alrededor del 80% de las perras y el 40% de las gatas presentarán esta infección la cual pone en riesgo la vida de tu mascota y es totalmente prevenible al realizar la esterilización. Esta infección se presenta sin importar si la perra o gata se haya cruzado alguna vez, nunca o varias veces, la razón por la que se presenta esta patología es la presencia de las hormonas relacionadas al ciclo sexual de la perra no esterilizada, cada celo que pasa, incrementa el riesgo. El uso de inyecciones hormonales para evitar el celo tienen efectos secundarios muy severos dentro de los cuales se incluye la piometra pero también otras como diabetes, tumores mamarios, enfermedades de la vesícula biliar y agresión. La esterilización elimina el riesgo de desarrollar enfermedades del útero y de los ovarios los cuales ocurren con frecuencia en las perras. El costo de tratar enfermedades como la piometra o el cáncer de glándula mamaria es mucho mayor que el de realizar una esterilización. El realizar la cirugía en una perra antes del primer celo tiene la ventaja adicional que la paciente por su edad se recuperará con mayor rapidez y el riesgo anestésico es menor que en una perra enferma o vieja.
En el caso de los machos, evita la presentación de enfermedades de la próstata como infecciones, inflamaciones, abscesos, quistes y cáncer, las cuales afectan a los perros después de los 4 o 5 años de edad, estas enfermedades requieren de tratamientos prolongados que pueden incluir costosas cirugías y de la castración como parte del tratamiento. Previene la presentación de tumores de la región perineal, tumores testiculares y hernias perineales. Previene la constante cruza del macho que sale a la calle y el adquirir enfermedades sexualmente transmitidas que pueden ser mortales.
7. Si esterilizo a mi mascota, se volverá floja y engordará mucho.
En muy raras ocasiones el comportamiento del animal cambiará para volverse flojo. Eso puede venir por una depresión post-operatoria si uno no le brinda el cariño y la atención adecuada para su recuperación. Recordemos que nuestras mascotas nos consideran también su familia y lo peor que les podemos hacer es dejarlos solos en un periodo en el que necesitan apapacho, y no porque estén conscientes de lo que han perdido, sino porque la herida no deja de molestarles.
Aunque hay que aceptar que algunas mascotas tienden a subir de peso después de la operación puesto que sí se produce una ligera disminución en la taza metabólica causando un decremento en las necesidades energéticas y calóricos del paciente por lo que se les puede disminuir un 25% la cantidad de alimento que consumen diariamente o cambiarles su alimentación por las variedades para animales esterilizados que venden en las tiendas veterinarias especializadas.
8. El comportamiento de mi perro va a cambiar.
En lo único que puede cambiar es que, en la mayoría de los casos, los animales tenderán a vagar menos (reduciendo todos los riesgos que la calle trae), no buscarán tanto a las hembras (lo que los salva de infecciones de transmisión sexual o de peleas territoriales) y no marcarán su territorio (¡eso significa, no más orines en los sillones de la sala!) Algunos machos con problemas de agresión pueden mejorar ya que la agresión puede verse ligada con niveles de testosterona, pero esto no quiere decir que se afecte el comportamiento del perro guardián; éste permanecerá intacto.
9. No quiero arriesgar a mi mascota a los peligros de una operación.
Es cierto que toda operación tiene un riesgo, pero sólo si tu veterinario no es lo suficientemente capaz para reducir los riesgos. La esterilización de la perra y gata consiste en retirar los ovarios y el útero al realizar una cirugía abdominal bajo anestesia, esta cirugía tiene una duración aproximada de 20 a 45 minutos y las perras se recuperan rápidamente del procedimiento. La esterilización del macho consiste en retirar ambos testículos a través de una pequeña herida adelante del escroto en el perro y sobre el escroto en el gato la cirugía es poco invasiva y los pacientes se recuperan rápidamente, la duración del procedimiento es de 15 a 25 minutos. Esta cirugía se puede realizar a partir de los 2 meses de edad y en cualquier momento de la vida del animal y entre más temprano se haga, los riesgos de anestesia son menores y el proceso de recuperación es más rápido. Pero eso sí ¡asegúrate que tu mascota no se lama la herida o puedes provocar un problema realmente grave!
Además de todo esto, la esterilización es un proceso relativamente barato (desde $250 MN)

¿Todavía tienes dudas sobre las ventajas de la esterilización?

No se vale que habiendo tantos animalitos esperando una oportunidad en los asilos tú se las quites trayendo más animales a sufrir a este mundo, y mucho menos si no sabes cuántos de ellos terminarán atropellados a medio periférico o muriendo en algún antirrábico.
¡Sé consciente! Si todos esterilizamos hoy a nuestros animales y adoptamos en un futuro a los que están en los asilos, México tendrá sobrepoblación animal sólo por quince años más.

Fuente: Zaga de Gala. La Palabra.com

1 comentario:

Yetzabel Fabiola dijo...

Esterilizar es la clave para evitar el sufrimiento de tantos animalitos, en verdad hagamos una fuerte campania informativa al respecto. Somos muchas voces que si gritamos juntos nos escucharan...

Yetzabel